Sunday, August 06, 2006

Mi tercera nieta Isabel Amalia, la Mantuana

Isabel Amalia nacio el 7 de enero del año 2004 en Miami. Fué una sorpresa porque, supuestamente, nadie sabia lo que venia.


Me reuni con Publio a finales de enero y me mostro un video con música de Mozart, la filmación del nacimiento de Isabel Amalia. Una niña bella, grande, pelona y con ojos color del tiempo.

Conoci a Isabel Amalia en Marzo, tenia dos meses, cuando la trajeron a Caracas para bautizarla. Estaba encantada con mi nietecita.

A finales de Marzo volvi a Caracas y de allá regresé con un hermosisimo cuadro del Niño Jesús de Praga, regalo de Noris Belén. Cuando llegue a mi casa me llamó Elsita para contarme ,en gran secreto, que Maria Eugenia estaba embarazada. Dias despues me confirmaron la noticia, yo estaba felíz.

Dias despues comence a hacerle a Isabel Amalia una sobrecama en patchwork, utilice color rosa, fuccia, crema, una serie de triangulos, un trabajo muy meticuloso. Me levantaba en la madrugada a coser, veia televisión y estaba cosiendo, estaba enfiebrada con aquel trabajo.

En eso estaba cuando vino la noticia terrible que le habian dicho a Maria Eugenia que su niña no venia bien, querian hacerle un exámen mas completo . Dijeron que habia la posiblidad altisima de que la niña venia con sindrome de down. Eso a mi me derrumbó. Comencé a preguntarle a todos los médicos amigos el por que de eso, las señoras de la Iglesia comenzaron oraciones, unas amigas evangelicas tambien, todos me decian que la niña venia perfcta que habia que tener fé. Yo me decia, no es posible que el Niño Jesus de Praga que vino a mi casa el mismo dia que la noticia me haga esto. Nadie sabe lo que lloré y recé todo el tiempo del embarazo de Maria Eugenia,y mi vida era como una Montaña Rusa, unos momentos de euforia y otros de pánico y depresión y siempre dando vueltas sobre el mismo tema. Le ofrecí a Dios mi vida a cambio de la salud y el bienestar de la niña que venia. Yo no quería que Maria Eugenia y Hein sufrieran la angustia y la tristeza que significa tener un hijo con problemas. Siempre pensé que con Luis ya era suficiente.

Maria Eugenia decidio no hacerse los exámenes especiales que le habian pedido, ellos dispusieron tener su hijita viniera como viniera, fue un acto hermosisimo de amor y de heroismo. Siempre sentiré un profundo respeto por su decisión. Pero mis lagrimas continuaban, mi angustia, mi Montaña Rusa y mientras todo eso ocurria se iba armando la bella sobrecama de Isabel Amalia.......mi mantuana adorada.


2 comments:

periquita said...

Este te quedo mas bonito, con la muñequita preciosa, ¡tan linda y amable! pero, me pregunto ¿que pasa que no haz vuelto a escribir? el de la cola del banco esta comiquisimo.

mariadnne said...

Los vaivenes de la vida nos trae y nos lleva a profundidades que no imaginamos querida amiga..saca afuera toda esa belleza de sentimientos robados a minutos del tiempo recorrido..son solo fragmentos de segundos robados al recuerdo..que te dejan el sabor de una gran alegrìa..mi amor..Mary