Monday, September 18, 2006



La Señora de Los Sombreros:

Quiero agradecerle a mi hermana maruja por el bello comentario que hizo en su blog sobre mi y por enviarme la foto del tapíz.

Es un trabajo hecho con la técnica de aplicaciones y patchwork. Mi amiga Aydé me lo encargó. El original está en un libro que me trajo de regalo mi gran amiga Noris Belén.

Esta actividad ha llenado mi vida en los últimos tres años. Cuando viví en Gainesville daban cursos en la universidad, habia una casita patchwork muy cerca de la casa ,aunque me llamaba muchisimo la atención nunca se me ocurrió meterme en algo de eso.La verdad estaba sola con los tres muchachos .Maria Eugenia tenia 14 años, Publio 12 y Luis Martin 6. Yo estaba en la Universidad basicamente para tener la visa y estudiar ingles. Era complicada la logistica, sobre todo con el colegio de Luis Martin, quedaba retirado y habia que cumplir un horario estricto de entrada y salida a la hora. Maria E. y Publio almorzaban en sus respectivos colegios y por ese lado no habia problema, tambien habia la facilidad del transporte. Pero manejar una casa con tres muchachos, uno de ellos con problemas que habia que atender, exámenes médicos, terapia de lenguaje,etc etc no era nada facil. Además de estudiar el inglés....y todo esto fué marchando normalmente hasta que vino la devaluación el famoso Viernes Negro. Nosotros no teniamos dinero, viviamos de lo que nos mandaban mensualmente. Ese dinero no entró mas hasta junio. Me vi en la penosa situación de retirar a Luis del colegio, y las comidas eran muy limitadas . Voy a aclarar esto, por ejemplo, compraba pechugas de pollo y vegetales, los que estuvieran en oferta, con esto hacia sopa. Al dia siguiente hacia canelones con las pechugas. Muchos alimentos se compraban utilizando las estampillas que nos daban los vecinos. La leche y el pan en esos sitios de oferta.No debo olvidar los potes de salsa Napoli, cuantas veces nos saco de apuros, por supuesto, hecha por mi. El uso del carro lo restringí por el consumo de la gasolina.No usaba la calefacción y le echaba 3 dolares de gasolina , sacaba del banco 5, los 2 restantes eran para comida. Hacia unos puentes volando . Dejaba el carro, a veces en la universidad, de ahi cogía un autobus, me bajaba en una parada y caminaba rapidísimo para llegar puntual y buscar a Luis , retirarlo y esperar el autobus que daba la vuelta en una redoma cercana.Volvia, buscaba el carro y a la casa. Otras veces dejaba el carro en un complejo cerca de la casa por donde pasaba otro autobus , todos estos brincos dependian de las horas de mis clases. Entonces llegaba la hora de multiplicar los panes para las comidas....

Esto de la devaluación nos sirvió a muchos, me incluyo en esto, aunque mi escuela habia sido muy distinta. Mi amiga Ayurami, era una jovencita de 18 años, ella no comia pollo, no comia vegetales etc etc, ...un dia me dijo Adela, estoy cansada de comer pan y leche..., despues, cuando haciamos las vacas para la comida dejaba el plato limpiecito. Mi amiga panameña Janet, era un encanto de persona, madura, venia de un hogar muy modesto, ella ayudó mucho en todo ese trance. Maria Emilia, encantadora al máximo, bella por fuera y por dentro, como olvidarla a ella y a Martin, un joven colombiano. Pura, la vecina de arriba, era de Puerto Rico....

Noris, mamá de Noris Belen, vivia en daytona, estaba en silla de ruedas y tenia tres de sus hijos con ella mas una jovencita que la ayudaba. Varios fines de semana los pasamos con ella, fueron dias muy agradables, Noris tenia un valor y una fortaleza maravillosa.Nos enseñó a hacer unas florecitas de tela, una hija de ella salia y las vendia a 1 dolar.Después nosotras hicimos ramitos de esas flores y sirvieron para darle un regalito a las maestras de los muchachos. En una de esas idas a Daytona fuimos a un mercado ,y vendimos la ropa de los muchachos que ya nos les servía, las matas, zapatos . Fué muy cómico porque yo terminé comprandole a Ayurami algunas cosas de la casa y lo mismo ellas conmigo. En la camioneta ranchera de Noris pusimos la exibición de la perolera y algunos dolares conseguimos ese dia.

Quizas por estas historias y las que faltan similares será que mi hermana dice que yo tengo muchas vivencias de guerra...

Hace tres años tuve la suerte de encontrar a Fátima, es la esposa de un amigo de Martin. Ella trabaja el patchwork, tiene una larga experiencia en eso. Sus trabajos son maravillosos. Un dia , yo estaba muy deprimida, ella vino a la casa y se ofrecio a enseñarme, yo inmediatamente acepté, se me quito la depresión y al dia siguiente ya estaba haciendo mi primer cojín y buscando mi financista....Ese primer cojín se lo hice a Isabel Amalia, mi nieta........Publio me ha cargado mono en esto, me comprá los hilos, las reglitas, los libros.Ya Publio es un experto en buscar esas cosas en las tiendas especializadas....

Verdad que es bello el tapiz???

3 comments:

anapatchwork said...

Hola Adela! Me ha encantado el tapiz de la Señora de los sombreros. Es muy bonito y está muy bien hecho.
Yo también llevo unos tres años haciendo patchwork... también me ha ayudado mucho.
Besos desde Gran Canaria, España

MZ said...

que bello Adela! de verdad admiro a quien lo haga. A pesar de gustarme mucho las manualidades creo que esa merece de una paciencia mayor a cualquiera. Lo coses a maquina?

un abrazo

mariadnne said...

vaya.si que estab escondida esta pasion en ti..Ade
Es un bellizimo trabajo..y no que decir de la paciencia para realizarlo..yo solo vestidos y esas cosas de bordados nada..!!soy borrada para esas cosas..
Un abrazo enorme y si mi voz es cantada --imagina la tuya como suena en el fono..dulcisima!!