Friday, July 28, 2006

Leyendo el blog de Publio ,sobre Gellinotte ,como recordé su fiebre por los caballos de carrera. Un dia me citaron a la escuela porque habia dicho que no tenia cuadernos....que tal?, bueno, resulta que todas las hojas las habia usado haciendo las probabilidades de que ganara uno u otro, llevaba el record de los traqueos, creo que asi se llama.,yo de eso no se nada. Gastaba dinero comprando la gaceta Hipica, yo no me daba cuenta porque siempre veia la misma revista con el mismo caballo y creia que era la única. Resulta que el carrizo tenia montones de revistas metidas en el cajon de la litera.

La cosa se fue tornando tan fuerte que un dia le propuse que dejara los estudios y yo le conseguiria un trabajo en el hipódromo porque Martin tenia un amigo allá. Eso si, le aclaré, ya con tu tamaño no puedes ser jockey, tendras que limitarte a lavar los caballos, recoger los excrementos etc porque solo tienes un sexto grado inconcluso....

Cuando vivimos en Gainesville tenian a Gellinotte en unas aras cerca del pueblo, no recuerdo el nombre, pero seguro que con estas letras Publio recordará el tema que tenia de ir a visitar la yegua .

Bueno, dejo esto hasta aqui, han pasado por mi mente tantos recuerdos a una velocidad como si estuviera viendo una carrera de caballos....


1 comment:

mariadnne said...

El mundo equino es fascinante..estoy enamorada de estos cuadrúpedos tan inteligentes..este verano la peque abrazó a uno que estaba afuera del corral,es uno de los caballos del padrino que vive en el campo y ella sacó mi admiración hacia ellos..su abrazo no terminó en tragedia ya que el noble animal se dejó abrazar y acariciar la larga cola sin mover ni un músculo,mientras todos sudamos al saber lo que habia hecho..entiendo el amor de Plubio,este nace sin un porqué aunque reconozco que nada tiene que ver su amor con el mio..yo, jamas hé apostado a las patas de ninguno..Mary..