Wednesday, February 03, 2010

Aquí está una foto de Martín, mi esposo desde hace mas de 33 años, sin contar lo que chorrea.
Ayer me dice: " sabes que hubo conmoción en la cuadra", le digo, si, que paso?, "bueno, que llegué, paré el carro en la mitad de la calle para entrar al garaje, abrí la puerta, metí a Pucho, cerré la puerta y se me olvidó completamente el carro, lo deje prendido mas de hora y media y los vecinos estaban muy preocupados, me llamaban y yo no oí nada, pasó Fátima dos veces y también estaba extrañada, los vecinos llamaron a la policía pensando que me habían secuestrado,menos mal que como es tan eficiente no vino , otros opinaban que me podía haber sucedido algo como un desmayo, por fin, uno de los inquilinos oyó los llamados y vino a la casa y me avisó. Cuando salí el pobre carro estaba recalentado pero nada le sucedió".
Hoy me encontré con Fátima y me cuenta que pasó y vio el carro, ella iba al taller mecánico, regresó y ahí estaba el carro, fue a su casa y de regreso paró en mi casa y los vecinos le comentaron el problema, ella me llamaba al celular pero yo lo tenia apagado pues estaba en Gimnasia, se fue a su casa para llamar a la Sra Oscarina y preguntarle si ella tenia el numero de Martín. La señora Oscarina opinó que era un secuestro, ya ella se veía en el Boulevard con una sombrilla y un pote pidiendo dinero para pagar el rescate. Se le ocurre llamar a Luis Martín y este con su sordera y la música puesta le dice que el esta picando carne y que no sabe nada de su papá, ella se imagina que mataron a Martín y que los asesinos tienen a Luis cortando el cadáver...
Total, hoy recordando todo eso nos moríamos de la risa pero debo aclarar que todo esto no es drama, es que los venezolanos vivimos en un estado de terror, es de tal magnitud nuestro problema de inseguridad, de molestia con el gobierno abusador e ineficiente que así estamos, con una psicosis enorme y viendo cosas que para nada están sucediendo.
Hoy tuve una alegría muy grande cuando encontré cartas viejas, cartas de amor de Martín para mi en aquellos años felices de Madrid, algunas están muy deterioradas por la humedad, que bellas cartas, que bellas palabras. Solo leí algunas, tengo trabajo para un tiempo, siempre es agradable recordar y revivir el amor.


5 comments:

Kim Basinguer said...

jajajaja..me imaginado a todos ustedes sentados a la puerta contando lo que pensó cada uno.
Es muy triste como está ahora Venezuela pero gracioso, ya que no pasó nada.
¡El amor es lo mas lindo que hay!

adelita said...

Asi es amiga, te imaginas los vecinos sacando sus conjeturas de lo que le podia haber pasado al vecino y de paso cuidando el carro, gracias a Dios en medio de tantas tragedias estos pueblos todavía son algo sanos.
Un abrazo
Ade

La LLama Violeta said...

HOLA MI ADELA QUERIDA... MI sRA BLOGUERA... JEJEJE... COMO ME LE VA?... TAN FIEL A SU BLOG COMO SIEMPRE Y YO NADA Q SIGO EL EJEMPLO JAJAJAJA...

HAY CHAMA SI ME PONGO A CONTAR LAS VAINAS DE MI ANTO, TE MUERES DE LA RISA...ASI Q NO ES COSA DE EDADES JEJEJE

PASO DE DECIRTE Q TE QUIERO ,UCHO....
Y DEJANDO UN BESO VIOLETA...

Conversaciones de todo said...

Era buen perros, y que mas hace por hacer nada.

Yolanda Fernández said...

Adelita, me dejas preocupada por lo de Martín. ¿Cómo pudo olvidar meter el carro? Cuidado con el alzheimer, tengo un tio con ese problema y, a veces, su mente se va para para el mundo del olvido, sus recuerdos se pierden.
Ojo con Martin.
Un abrazo grandote para ti.