Wednesday, January 14, 2009


Este cuadro está en un Centro de Salud administrado por médicos cubanos. Es la viva representación del fanatismo y endiosamiento que rodea al Presidente de Venezuela.
En el cuadro está el Sr Chavez ,seguramente cuando estaba preso despues del golpe contra el presidente Carlos Andrés Perez, arrodillado en su celda; el está orando y Bolivar sale del cielo para entregarle la espada, atras está la corte celestial, Jesus , angeles etc. Del piso salen muchos brazos y en las manos tienen papeles reclamando salud, educación, desarme de la población,alimentación, trabajo etc etc.
Como lo he expresado anteriormente no tengo nada contra los médicos cubanos, para mi son seres humanos victimas de un sistema perverso, son amables y no es culpa de ellos la existencia de fanatismos como el que estoy enseñando.
Esta mañana una conocida mia me contaba muy angustiada que su esposo habia salido de vacaciones antes de las elecciones del 23 de noviembre, el aprovechó para ir a visitar a su mamá que esta enferma, pues hasta los altos jefes lo llamaron para que regresara a votar, fué tanta la presión que el regresó y voto . Esa noche lo llamaron para que se presentara "urgentemente" en la compañía, a el le extrañó porque es un tecnico de bajo perfil, total el lunes se presenta en la compañía y se encuentra con algo que yo visualicé como la Gestapo Revolucionaria, tres señores con carpetas en la mano le pidieron mostrar la mano para ver si habia votado y seguidamente le exigieron decir por quien lo habia hecho, el les informó y ellos le aclararon que "dijera la verdad porque ellos al dia siguiente sabrian exactamente por quien habia votado cada quien".
La señora conocida mia está muy angustiada porque dice que no sabe que hacer con lo de la Enmienda, teme que su esposo pierda el trabajo si vota contra la dictadura chavista. Yo me limité a decirle, yo creo que es imposible saber por quien vota alguien, podrian tener un aproximado pero no la certeza, ademas, debes pensar en el futuro de tus hijos porque si eso le está sucediendo a tu esposo imaginate lo que le espera a tus hijos y a todos nosotros si el Teniente logra la reelección indefinida.
Ayer el Teniente se encadenó durante 8 horas para hablar mas paja y mas mentiras que nunca, sus anecdotas, botar sus odios y sus ansias de poder. Mientras tanto todos los medios de comunicación quedaron totalmente bloqueados, el que no tenga cable está condenado a apagar su Tv , para la radio no hay escape lamentablemente.
Esta es la pesadilla que estamos viviendo los venezolanos.

5 comments:

* M a r u said...

Ade...... que cosa tan pero tan aberrante... no puede ser... Solo en Vzla... cuanto lo siento.

adelita said...

No creo que esto suceda solo en Venezuela,para ejemplo basta Cuba, es triste para nosotros estar entre esos paises totalitarios pero asi es.
Y mientras el pais se cae a pedazos , la inflación nos tiene cada dia mas arruinados y salir a la calle es como jugar a la Ruleta Rusa el gobierno está todo trabajando para la Enmienda para darle la reelección indefinida al Teniente.
NO ES NO
un beso
Adela

Mariadnne said...

Toda mi energia para que sea ytal como uds, desean..

Los locos al manicomio que es donde deben estar a buen resguardo para que no sigan enlodando el ideal Bolivariano..

Bolívar soñaba con una América Libre de la opresion--libre de la bota que domesticaba..y dominaba..bajo un régimen absolutista..

Libertad para Venezuela..Libertad para su pueblo..hermandad y sabiduría a la hora de elegir la LIBERTAD o la ESCLAVITUD.

Un gran abrazo Ade querida..

periquita said...

¡¡¡¡Que bolas!!!! creeer que Don Simon esta en el cielo!!! esas son las cosas que pasan cuando se endiosa a alguien. Algun dia diran que Hugo tambien esta en el cielo.

adelita said...

Para mi lo insolito no es pensar que Bolivar este en el cielo, eso no lo podriamos saber, lo terrible es pensar que Bolivar está en conexión directa con el Teniente y que hasta la espada se la entrega para que nos domine.
En la foto no se ve la espada pero en el original está y es el sentido del cuadro.
Un beso
Ade