Tuesday, October 07, 2008


Ayer se murio mi Tia Aleja. Era la última de esa generación, ya se acabaron esos seres especiales que llenaron gran parte de nuestra vida.
Mi tia Aleja era la esposa de mi Tio Jorge, el bravo, el que a veces saludaba y a veces ni lo miraba a uno, pero ahi estaba ella la mujer que lo acompañó durante muchos años y la que lo acompañó a formar una buena familia. Y murio donde vivio muchisimos años, creo que no nacio en Rubio pero de ahi jamás volvió a salir. La recordaré siempre con sus tejidos hermosos, sus dulces de higo super especiales, en La Campiña, la Hacienda cafetalera de ellos haciendo melcocha y sancochos de gallina.
La última vez que la vi fue en agosto cuando estuve en San Cristóbal, estaba en su cama, ya tenia algunos años postrada, sin embargo nos impresionó su alegría, el brillo de sus ojos, su lucides en medio de su mente perdida. Me alegró verla tan cuidada, tan saludable en medio de su mal, creo que mi prima Lucy se merece todos los elogios y bondades de la vida, le obsequió a su mamá todo el amor y cuidados necesarios para hacerle los ultimos tiempos de su vida agradables dentro de la tristeza de sentirse inutil siendo como era ella una persona tan energica y trabajadora.
Querida Tia, espero que desde el cielo, ya libre de las ataduras de un cuerpo enfermo ,continues haciendo tus bellos manteles, tus dulces y nos eches una miradita a nosotros con esos ojitos brillantes y picaros que te adornaron en vida.
Para todos mis primos mi palabra de cariño y solidaridad en estos momentos terribles de la muerte de su mamá.
En esa foto mi tia esta en su silla de ruedas rodeada de todos sus hijos y nietos.

10 comments:

Estrella said...

Que bonita foto e historia. Alcanzo un poco a comprenderte por que hace cosa de un mes murió también mi tía abuela, con ella se va una forma de vivir y de entender la vida especial y única, cada vez que iba a visitarla me recordaba a mi querida abuela y en parte la sentía más cerca, es doloroso perder amigos y familiares, pero mucho más cuando la persona que se marcha es tan necesaria y especial.

Mucha fuerza y cariño, un abrazo, Estrella.

elmenso said...

¡Que suerte, tener quien le pique la cebolla¡ le dijo la tía Aleja a Adelita cuando me conoció, de esto hace mas de 30 años y Nunca se me olvida. Que descanse en paz

Waiting for Godot said...

Me has robado el corazon. Que hermoso que lo recuerden a uno asi con amor. Besos Ade.

El Tecladista said...

Ya no queda anadie las cosa secava poco a poco

adelita said...

Gracias a todos por sus palabras, y es como dice Luis, todo se acaba, solo quedan los recuerdos hasta cierto límite.
Cariños a todos
Adela

* M a r u said...

Dios la tenga en su gloria... yo que ahorita tengo a una tia que esta malita, siento una tristeza enorme pero tus palabras me han dado aliento... gracias Ade... siempre a la distancia me haces mucho bien.
Carinos y mis mas sentidas condolencias para ti, para tu prima Lucy y para todos los seres queridos de la bella Tia Aleja
Maru

periquita said...

En efecto, se acabo esa generacion. Yo recuerdo muchas cosas de mi Tia Aleja, en especial la camioneta que tenia cuando eramos chiquitas, una camioneta ranchera gris en la que ibamos a la Campiña, a Cucuta y a San Antonio, no era comun en Rubio en ese tiempo ver a una mujer manejando.
Dios le dio su merecido descanso despues de una vida muy util.

periquita said...

En efecto, se acabo esa generacion. Yo recuerdo muchas cosas de mi Tia Aleja, en especial la camioneta que tenia cuando eramos chiquitas, una camioneta ranchera gris en la que ibamos a la Campiña, a Cucuta y a San Antonio, no era comun en Rubio en ese tiempo ver a una mujer manejando.
Dios le dio su merecido descanso despues de una vida muy util.

Kim Basinguer said...

Una foto llena de encanto, con tanta familia, es lindo vivir asi.

Telefono Azul said...

Recibe un abrazo, para ti y toda la familia. Qué bueno es dejar buenos recuerdos en los que han estado con nosotros.