Sunday, August 05, 2007

Los hombres de esta casa regresaron el viernes en la noche de Caracas, parecian un par de pinguinos, congelados, casi les salia vapor cuando hablaban...bueno esto es una exageración mia, pero si tenian las narices friiiisimas y por supuesto Luis con la alergia a millón. Esos benditos autobuses usan un aire acondicionado tan fuerte que a cualquiera lo enferman.

Fernando, el argentino de Mendoza que estuvo aqui en la casa en dias pasados ,casi se muere del frio en el autobus cuando iba para Ciudad Bolivar, y eso que este señor viene de un invierno en plenos Andes...que queda para nosotros los venezolanos, bueno, sacar cierta ropa abrigada, guantes, gorro de subir al teleferico de Mérida y una buena cobija...Por lo menos aquellas noches interminables de musica a todo volumen pasaron al olvido, ahora son peliculas en ingles con subtitulos en una pantalla de 13 pulgadas,violencia, sexo... en un autobus moviendose es muy poco lo que se puede apreciar.

Ahora tampoco puedes abrir las cortinas de las ventanas, tiene que ir completamente cerrada y adivinando por donde vas, algo terrible para la claustrofobia, por ahi uno medio abre un poquitico y husmea lo que sucede afuera con el riesgo que tiren una piedra y te rompan la cabeza. Ahora tienen baño y la misma cosa que con las peliculas, bien dificil hacer pipi en un baño moviendose a toda velocidad, muchas veces con curvas inesperadas y ni que decir de los huecos...

Gran parte de mi vida la he pasado en un autobus ; mis experiencias comenzaron muy pequeña cuando se viajaba por la carretera Panamericana y se echaban 18 horas de Caracas a San Cristóbal. Eran los famosos Aerobuses, no tenian aire acondicionado, nada de baño... el conductor tenia un radio que a media noche se limitaba a un uuuuuueeeeee y por ahi de vez en cuando se oia la voz de algun protestante de los famosos programas que transmitian desde Bonaire. En aquellos años 60, con una universidad que la mayor parte del tiempo estaba en huelga aquello era viaje todo el tiempo. No recuerdo la molestia de la Guardia Nacional como se vio tiempo despues, hacerlo a uno bajar del autobus para revisar equipaje, matraquear a los extranjeros que venian con pasaporte...yo , con mi rebeldia ,siempre trate de que nadie se bajara, echaba aquellos discursos sobre los derechos que teniamos al libre transito etc etc y nada, me miraban sonrientes como diciendo esta si se chiflo y todo el mundo se bajaba y por supuesto yo tambien con una calentera de pelicula pero no habia otra.

Muchos viajes en ese trayecto de San Cristobal a Caracas llevaban el mismo casette toda la noche, solo cuando ya se iban acercando al sitio de destino ponian musica venezolana a todo volumen.
Una vez decidi que iba a demandar a expresos Los Llanos por maltrato, abuso etc, llegue a San Cristóbal y busque a un periodista que tenia un programa de denuncia y comencé a echarle la historia de mi viaje, bueno el hombre lo que hizo fue reirse a carcajada limpia todo el tiempo y me dijo que era divertidisima la historia y la forma de contarla, total hasta ahi quedaron mis ilusiones de formar un frente para el derecho de los ciudadanos a tener un viaje en paz ,sin peliculas de karate o piratas donde no podemos entender nada sino los golpes y las groserias en ingles durante horas...donde tengamos una temperatura agradable...sueños, sueños y mas sueños...

10 comments:

Dudu said...

Hola..mi ade..que bueno q llegaron los Narices Frias..estoy perdida porque he estado full ocupada...a parte de eso hubo un encuentro en Valencia..estubo buenisimo...te voy a llamar mas tarde cuando le meta saldo al telefono..t.q.
dudu

Waiting for Godot said...

Ay ADE Perdona pero yo tampoco he podido dejar de reirme con tu post, porque aunque es cruelmente cierto, es muy gracioso y mira que yo he pasado por esas MUCHAS veces, y esos viajes inolvidables de Caracas a San Cristóbal, aquello marca. Besos.

J-oda said...

Ade, y pensar que tus cuentos trági-cómicos nos matan de la risa!

(Además, esos señores no deberían burlarse de tí, si tu LOS MANTIENES: por allí dicen que eres RODO-ADE de Venezuela.
CLARO: PARA ACA NI TE ASOMAS y te estamos esperando para ir a Cocorote)

Bexza said...

hay chama yo sufro en esos bichos... donde el frio pasa de ser comodidad para convertirse en tortura...

Ale Calcines said...

Que mala soy como no pensé en eso, la próxima vez les mando una bufandas,cahquetas y guantes holandeses de los mas sabrosos para el viaje, lo que no se es donde van a meter el ropero cuando lleguen a la "Capitarrrr" se sufre pero se goza!!

periquita said...

Si, tienes toda la razon es un abuso, por eso es que yo me monto con sweter, cobijota y medias y no he terminado se salir y me duermo, al principiio me daba como pena porque me pongo a roncar, pero la verdad es que con los golpes y alaridos de la pelicula ¡ni se enteran, asi que yo me duermo hasta media hora antes de llegar. Claro con la interrupcion de la guardia nazi-onal pidiendo papeles y matraqueando a todo el que pueden.

PUB said...

Ahora hasta baño tienen??? yo casi me meo en un autobus de esos Propatria Chacaito en que me fui a San Cristobal durante una huelga de esas de temporada... Angela, la del cementerio (el barrio) me preparó un delicioso jugo de lechoza justo antes de salir a tomar el bendito autobús... ya en la subida de tazón tenía ganas y al pasar por Valencia explotaba... en el Gran Chaparral paramos y pude descargar...

margarita said...

Yo tambien hice viajes largos en omnibus, mejor dicho sufrí de esos viajes... Los de Buenos Aiires a Bariloche por ej. son de 23hs!!! No solo congelada, sino que coincido con lo de la incomodidad del baño, tratando de embocar a los saltos, sino y sobre todo, rezando porque el conductor no se duerma. Siempre van 2 choferes, pero... hay cada cantidad de accidentes! Porque ni siquiera tienen las horas necesarias de descanso los pobres...
Un beso grande
Marina

Elier said...

Ja ja, si para una dama es dificil orinar en un bus, que quedara para uno tratando de apuntar pero, como no me gustan las regueras es preferible sentarse. Conchole Adelita, resulta imposible no reirse, a pesar de lo molestoso que pueda ser uno de esos viajes extra largos. La primera vez que cruce el paramo rumbo a Merida en uno de esos autobuses sin aire, iba como para Coro, sólo al empezar la subida de Barinitas supe que me habia equivocado de vestimenta, una tortura ver a mi lado a una señora con su cobija. Me hicistes recordar cuanto me gustaba de niño escuchar a Radio Trasmundial desde Bonaire(me dormía con los canticos). Una guará. Mil abrazos para ti..

TEA CUP CLUB said...

Me encanto tu blog, por coincidencias de la cibernetica termine aca contigo y creeme que no me arrepiento.

Un abrazo y un tecito de amistad para ti