Monday, August 20, 2007

Estos dias he estado metida de cabeza limpiando y arreglando El Estuche; asi bauticé a nuestra primera casita en Puerto Piritu, es esa que se ve al fondo cremita con columnas verdes.
Que recuerdos han renacido , fue mas de año y medio que estuvimos los tres amorochados en ese pequeño espacio de 48 mts, 12 de los cuales son el corredorcito y 2 son del baño. Es un solo ambiente cocina y dormitorio. Teniamos una cama individual que nos regaló Publio y nosotros compramos una de esas que tienen una gaveta. Conseguimos una neverita ejecutiva en una oferta y esa fue la que usamos hasta que pudimos traernos nuestra nevera de Caracas. Para comer yo me sentaba en mi cama, teniamos dos sillas adicionales que eran para Martín y Luis. Habia conseguido unos platos de sopa y llanos muy bonitos en Macro, eran azules y una noche oimos un estruendo y era el estantico que se vino abajo con los platos, nada de Aire Acondicionado, equipo de musica etc etc. Nuestros compañeros fueron alacranes , garrapatas, cucarachas..Asi es que puedo decir que se lo que es vivir bien incómodo pero muy acompañada y querida por mis dos hombres, mis dos perras y mi gata. A veces los sueños nos cuestan grandes sacrificios,pero estas situaciones van pasando y las cosas se van logrando con una gran dosis de paciencia, aguante y por supuesto con algunas maravillosas ayudas.
Ese Estuche fue nuestra Solución Habitacional mientras construiamos el Castillo de Arena. Fue la salida a no tener donde estar, pagando pensiones muy incómodas y costosas. A mi se me ocurrio que esa era la solución mas práctica y nos quedaria un sitio que en un futuro podriamos alquilar y sacarle alguna renta. Y asi ha sido, mal que bien ahi esta la linda casita, nuestro techo durante bastante tiempo...

6 comments:

periquita said...

Pues si, fue una epoca incomoda y de mucho trabajo pero de gran comunion familiar ¡aunque ajuro, les tocaba la comunion!
Pero ahora tienes tu casota.
Besos

Miri said...

Yo daría cualquier cosa amiga por tener un estuche de esos en estos momentos y no estar regalándole el dinero a la persona que me está alquilando el lugar donde vivo a un precio altísimo que, no solamente no lo vale sino que tampoco está en las condiciones como para cobrarlo.Es el gran motivo que no nos permite crecer ni recuperarnos.
Me alegro por vos que hayas logrado tener ahora tu "casota" como dice Periquita y que hayas tenido esa comunión familiar tan necesaria en esos momentos.
Un beso enorme amiga mía.

La LLama Violeta said...

HAY Q LINDO RELATO AMIGUIS... Q BELLO ES CRECER EN AMOR... Y EN COMPAÑIA DE NUESTROS SERES QUERIDOS...SOLO DEBEMOS PEDIR SALUD LO DEMAS LO TENEMOS EN NUESTRO CORAZON...

ESTO ES UN GRAN EJEMPLO AMIGA...

* M a r u said...

No hay como la comunión familiar. Mientras llega el fulano container, yo estoy en mi estuchito también. Y como lo estamos disfrutando. Tengo una olla, un sartén y dos herencias de una batería de ollas Visions de las que ya no quedan sino dos pailitas. Dos sillitas coleman y un jueguito de patio (dos sillitas y mesa) de mimbre, herencia de Tia Acacia. Una mesa con cuatro sillas, de las cuales tres son para el estudio de las computadoras. Dos banquitos de mi hermana y colchoncitos inflables para los cuatro... Pero que arrocito tan rico cenamos esta noche, con ensalada, un pescadito y platano asado! Gracias por este post... CUánto me inspira para seguir y valorar todo el amor que hoy me rodea en este nuevo mundo.
Un beso Ade
Espero verte pronto!
MEP

Dudu said...

Que linda!!!mi ade............tu relato tan sencillo y profundo a la vez...pero bien valio la pena el esfuerzo.....TQM.....

Waiting for Godot said...

Es bonito lo que cuentas mi adelita, un proyecto siempre es algo satisfactorio. Besos.